Fobia Dental y Ansiedad Dental, ¿porqué se producen?

Si temes ir al dentista, puede que padezcas fobia dental u odontofobia, pero no estás solo, es un miedo muy frecuente y que nosotros nos encontramos casi cada día. Entre el 9% y el 15% de los españoles dicen que evitan ir al dentista debido a la ansiedad o el miedo. Las personas con ansiedad dental tienen una sensación de inquietud cuando se acerca su próxima cita con el odontólogo.

Las personas con ansiedad dental tienen una sensación de inquietud cuando se acerca su próxima cita con el odontólogo. La fobia dental es una afección más grave que hace que las personas se paralicen. Las personas con fobia dental tienen conciencia de que el miedo es totalmente irracional, pero no pueden hacer mucho para cambiarlo.

Comer manzana salud bucodental

La fobia dental es una afección más grave que hace que las personas se paralicen. Las personas con fobia dental tienen conciencia de que el miedo es totalmente irracional, pero no pueden hacer mucho para cambiarlo.

¿Qué causa la fobia dental y la ansiedad?

Las razones comunes por las cuales las personas desarrollan fobia dental y ansiedad incluyen:

  • Miedo al dolor: el temor al dolor es una razón común para evitar al dentista. El miedo generalmente proviene de una experiencia dental temprana que fue desagradable o dolorosa, o de historias de “horror” dental que han escuchado. Gracias a los muchos avances en odontología realizados a lo largo de los años, la mayoría de los procedimientos odontológicos actuales implican mucho menos dolor y, a menudo, ninguno.
  • Miedo a la inyección o que la inyección no funcionará: Muchos tienen miedo a las agujas, especialmente cuando se insertan en la boca. Otros temen que la anestesia aún no haya tenido efecto o que no sea una dosis lo suficientemente grande como para eliminar el dolor antes de que comience el procedimiento.
  • Miedo a los efectos secundarios de la anestesia: los posibles efectos secundarios de la anestesia, como mareos, sensación de desmayo o náuseas producen miedo en algunas personas. A otros no les gusta el entumecimiento o “labio graso” asociado con los anestésicos locales.
  • Sentimientos de impotencia y pérdida de control: mientras se sientan en la silla de un dentista con la boca abierta, sin poder ver lo que está pasando, algunas personas se sienten impotentes y están fuera de control de la situación.
  • Vergüenza y pérdida de espacio personal: muchas personas se sienten incómodas con el dentista o el higienista que trabajan tan físicamente cerca de su cara. Otros pueden sentirse cohibidos por la apariencia de sus dientes o por los posibles olores en la boca

¿Cuáles son los signos de la fobia dental?

Las personas con fobia dental hacen todo lo posible para evitar ir al dentista, y solo lo hacen cuando el dolor extremo lo obliga. Otros signos de fobia dental incluyen:

  • Problemas para dormir la noche anterior al examen dental
  • Sentimientos de nerviosismo que empeoran en la sala de espera del dentista
  • Llegar a la consulta del dentista pero no poder entrar
  • Llorar o sentirse físicamente enfermo solo con la idea de visitar al dentista

¿Debo hablar con mi dentista sobre ello?

Por supuesto que sí, es fundamental que nos lo digas para poder ayudarte. De hecho, si tu dentista no toma en serio tu miedo, busca otro profesional. La clave para sobrellevar la ansiedad dental es explicar tus temores con tu dentista. Una vez que su dentista sepa cuáles son tus temores, él o ella estarán en mejores condiciones de trabajar contigo para determinar la mejor manera de hacerte sentir menos ansioso y más cómodo.

Aquí hay algunas estrategias para ayudarlo a sobrellevar la ansiedad y fobia dental:

  • Si la falta de control es uno de sus factores estresantes principales, participe activamente en una conversación con su dentista acerca de su tratamiento para aliviar su tensión. Pídale a su dentista que le explique qué sucede en cada etapa del procedimiento para ayudarlo a prepararse mentalmente para lo que está por venir.
  • Establezca una señal, como levantar la mano, cuando desee que el dentista se detenga inmediatamente. Use esta señal cada vez que se sienta incómodo, necesite enjuagarse la boca o simplemente recuperar el aliento.

En Suárez Rivaya Instituto Dental utilizamos la técnica de sedación consciente, con el apoyo de un anestesiólogo especializado, para este tipo de casos. Todos los especialistas que trabajan en nuestra clínica dental de Avilés tienen años de experiencia en la utilización de esta novedosa técnica de sedación dental, totalmente indolora, que mejora el tratamiento tanto al dentista como al paciente y cuya utilización es posible en intervenciones del tipo:

  • Adultos con fobia, ansiedad o pánico al dentista ante la realización de tratamientos dentales.
  • En niños en los que es imposible realizar un tratamiento odontológico convencional.
  • Tratamiento dental en pacientes con alguna discapacidad
  • Implantes y cirugías dentales.
  • Exodoncia de 4 cordales en una sesión (muelas del juicio).