Efectos sobre la salud dental del «Bollo de Pascua»

Efectos sobre la salud dental del «Bollo de Pascua»

Efectos sobre la salud dental del «Bollo de Pascua» 944 569 Suárez Rivaya

 

Efectos sobre la salud dental del «Bollo de Pascua»

Ya sabemos que una dieta equilibrada es una de las mejores defensas para la salud bucal. Proporcionar a nuestro cuerpo con las cantidades adecuadas de vitaminas y minerales ayuda a los dientes y las encías, así como a su sistema inmune, a permanecer fuerte y protegerse de la infección, la caries y la enfermedad.

Hoy entrevistamos al dr. Suárez Rivaya, que nos recuerda la importancia de una dieta equilibrada para nuestra salud bucodental.

invisalign avilés

Aunque contenga manteca y azúcar nosotros seguimos comiendo «el Bollo», es mucho más sano que los alimentos procesados de supermercado..

Dr. Suárez, desde siempre hemos escuchado que el azúcar es muy dañina para los dientes ¿quiere esto decir que debemos que restringir totalmente las “chuches» a los niños?

Esa es una decisión de cada progenitor, obviamente. Pero yo como profesional no aconsejo las chuches, por muchas razones.

[/fusion_text][fusion_text]

Los buenos hábitos alimenticios que comienzan en la primera infancia pueden garantizar una buena salud oral en la edad adulta.

Los ácidos y las bacterias dañinas son menos peligrosas si dejan de comerse alimentos altos en azúcar y carbohidratos. Estos incluyen bebidas carbonatadas, algunos tipos de zumos, y muchos alimentos con almidón como la pasta, el pan y los cereales.

Los niños deben comer alimentos ricos en calcio y otros tipos de minerales, así como un equilibrio de alimentos esenciales como verduras, frutas, productos lácteos, aves de corral y carne. Los suplementos de flúor pueden ser útiles también.

Las “chuches” contienen muchos tipos diferentes de azúcar, incluyendo azúcar de mesa (sacarosa) y edulcorantes de maíz (fructosa), pero además grasa.

Permitir que los niños coman cantidades excesivas de “chuches» o comida basura (incluyendo patatas fritas, galletas, galletas saladas, refrescos, etc.) sólo aumenta el riesgo de padecer graves problemas de salud, como obesidad, osteoporosis y diabetes.

Y además, los dulces pegajosos o masticables pasan más tiempo pegados a la superficie de sus dientes, lo que supone un peligro aún mayor para las caries.

– ¿Qué podemos picar entre horas que sea saludable para nuestros dientes?

Antes de empezar a comer debemos preguntarnos qué hay en la comida que hemos elegido. ¿Está cargado de azúcar? Ten en cuenta, además, que ciertos tipos de dulces pueden hacer más daño que otros.

Si te gusta el dulce, lo mejor es comerlo como postre después de una comida principal en lugar de varias veces al día entre las comidas. Y siempre cepillarse los dientes bien con una pasta de dientes con flúor después.

Hay un montón de aperitivos ricos y saciantes, que son menos dañinos para los dientes y el resto del cuerpo que los alimentos cargados de azúcares y bajos en valor nutricional.

Verduras crudas, frutas frescas o galletas integrales o pan son opciones más inteligentes.

– Siempre se habla del azúcar, ¿pero qué hay de los alimentos con elevada grasa?

Que la grasa es un nutriente controvertido todos lo sabemos, y es que también puede afectar a nuestras encías cuando la consumimos. Sobre todo la grasa saturada, que es la que tan mal nos hace a nivel cardiaco y circulatorio.

Una de las causas de la enfermedad periodontal es la inflamación de las encías que acaba generando una serie de problemas que afectarán a las encías. Esta inflamación se produce muchas veces por la ingesta de grasas saturadas.

En cambio, existen otro tipo de grasas que son totalmente adecuadas para mantener unas encías en perfectas condiciones, se tratas de las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Estas grasas las podemos encontrar es el pescado y en aceites como el de oliva. Debemos destacar que los ácidos grasos omega-3 no solo nos ayudarán a mejorar el estado de nuestra circulación sanguínea, sino que además acabarán con las bacterias que se concentran en la boca.

– Osea, que del Bollo de Pascua, ¿ni hablamos?

Todo con moderación. No vamos a dejar de darnos caprichos de vez en cuando, tampoco los adultos.  Simplemente se trata de ser más conscientes de lo que comemos y tener mucha higiene después.

Por desgracia, mi madrina falleció hace unos años, pero aún seguimos comprando “el Bollo” en alguna pastelería de Avilés,  y a mi me encanta ¿voy a dejar de comerlo? Pues no, porque es tradición y está muy rico. Además, aunque se cocina con manteca y azúcar, es mucho más sano que los alimentos procesados de supermercado. [/fusion_text][/one_full][/fullwidth]

Pereferencias

Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Vale la pena señalar que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que podemos ofrecer.  Saber más

Click to enable/disable Google Analytics tracking code.
Click to enable/disable Google Fonts.
Click to enable/disable Google Maps.
Click to enable/disable video embeds.
Este sitio web utiliza cookies propias y/o de terceros para mejorar nuestros servicios, Puede consultar mas información en preferncias